Yacimientos Arqueológicos Visitables en la Comunidad

En 2003, la Dirección General de Patrimonio Histórico dependiente de la Consejería de Cultura, Turismo y Deporte de la Comunidad de Madrid puso en marcha el Plan de Yacimientos Arqueológicos Visitables,  para difundir el Patrimonio Arqueológico y Paleontológico de la región.

Con este plan se persigue acondicionar determinados yacimientos arqueológicos para su visita y de este modo, proporcionar elementos de identificación entre la población, su pasado y su territorio.

tumbas sieteiglesias

En este sentido, además del yacimiento visitable de Miralrío, situado en el municipio de Rivas Vaciamadrid , en el que se encuentran los restos de un poblado ocupado durante la II Edad del Hierro y que está fechado entre los siglos IV y II antes de Cristo, y que constituye uno de los pocos vestigios conservados y que se pueden visitar del pueblo carpetano, el Gobierno regional ha convertido en visitables otros cuatro yacimientos: el Conjunto medieval de Sieteiglesias de Loyozuela: alrrededor de la Iglesia de San Pedro Apóstol, se encuentra un conjunto de 85 tumbas, de morfología muy variada y cuya antiguedad se remonta a los siglos VIII – IX.  Se puede visitar : sábados, domingos y festivos de 11 a 14h.

La Necrópolis visigoda de los Remedios en Colmenar Viejo, se trata de una necrópolis de inhumación visigoda, datada en los siglos VI y VII (d.C). Se han encontrado enterramientos, tanto excavados en la roca, como cistas, en las que, además, se han encontrado elementos de ajuar como jarritas o anillos. Visitas: de 8:30 a 19:30h, todos los días del año.

NECROPOLIS REMEDIOS

El Castro de la Dehesa de la Oliva de Patones, es un gran asentamiento situado en la confluencia de los ríos Lozoya y Jarama. El yacimiento principal es una ciudad carpetano – romana que ocupa cerca de 30 hectáreas. Alberga un poblado amurallado, de edificios rectangulares que forman calles y manzanas configurando una trama urbana bien desarrollada.

La Calzada romana de Galapagar, la Calzada romana Via Antonina fue construida por los romanos entre los años 213 y 217. Unía Segovia con Titulcia. Este tramo tiene 200 metros de longitud y 8 metros de ancho, se encuentra ubicado en una vía pecuaria conocida como Cordel de Suertes Nuevas.


Te puede interesar

Escribe un comentario