Wilbran, la tasca española moderna

wilbran-general

Natalia Jumnaklap, dueña de Krachai, uno de los restaurantes tailandeses con más renombre en la ciudad, acaba de abrir su segundo local: Wilbran, una tasca española pero con una puesta en escena muy actualizada, aunque su propuesta se consagra a la cocina más tradicional

Wilbran ofrece una materia prima de calidad y una carta tradicional, de la que se puede disfrutar en su tres modernos y animados ambientes

La modernidad se esconde detrás de una fachada típica de principios del siglo pasado, que guarda la estética original de la casa de comidas que, hasta hace poco, albergaba. Barra de roble, floridos azulejos de cerámica y suelos hidraúlicos (Patrimonio de la Humanidad Madrileño), que infunden al espacio la autenticidad que después se ve reflejado en la carta

Pero la modernidad se traslada a sus coloridos tapices de sillas y banquetas o sus mesas de madera desnuda, que le aportan informalidad. Funcionalmente, Wilbran cuenta con una zona de tapas con mesas altas, un comedor en dos alturas y un reservado con mesas vestidas de mantel, para eventos varios

wilbran-tortilla

Natalia ha confeccionado una oferta de calidad, con ingredientes 100% nacionales y de temporada. Sus elaboraciones son un homenaje a la cocina de las casas y de las tabernas tradicionales madrileñas, con su tortilla de patatas, lentejas, potaje, las alcachofas con jamón ibérico, rabo de toro, callos, merluza a la romana o las chuletillas de los fines de semana

También hay platos que apenas se pueden encontrar en la restauración moderna, como la sopa castellana, los huevos mollet con puré de patata, bacalao gratinado o albóndigas con patatas, que se mezclan con propuestas para compartir como las conservas premium de José Peña, los calamares fritos, la ensaladilla rusa o las croquetas

Wilbran se encuentra en la calle Orellana, 19

Te puede interesar

Escribe un comentario