Vuelve “Urtain”

Animalario regresa con la obra que, con 12 candidaturas, es máxima favorita a los premios Max de este año: “Urtain“, el retrato de una España famélica en éxitos dibujado a través de José Manuel Ibar, un “hombre bueno” que contribuyó a sacar “a hostias” al país de su “catetismo” y que acabó suicidándose.

La compañía, que dirige Andrés Lima, estaráen el Teatro Valle-Inclán del Centro Dramático Nacional (CDN), donde la estrenó en 2008, y lo hará exactamente con el mismo elenco, es decir de Roberto Álamo a Alberto San Juan pasando por Alfonso Lara, Luis Bermejo o Raúl Arévalo.

Juan Cavestany recibió el encargo de escribir un guión cinematográfico a partir de la historia de Urtain pero acabó transformándolo en una obra teatral a petición de Animalario. A medida que Cavestany avanzaba en la investigación de la vida del “Morrosko de Cestona“, del que no había ninguna biografía, se dio cuenta de que nada de lo que iba consiguiendo para elaborar el esquema de la peripecia del boxeador le servía en realidad.

Urtain (1943, Arrona, Guipúzcoa) fue, según el autor, un boxeador “tan mediocre como era la España franquista” de finales de los años 60 y comienzos de los 70 del pasado siglo pero que se convirtió, en un país “hambriento de éxitos”, en uno de los grandes personajes “mediáticos”.

José Manuel Ibar, que se proclamó campeón de Europa de los pesos pesados en 1970 al vencer al alemán Peter Weiland, se suicidó saltando desde la terraza de su casa en Madrid en 1992, cuatro días antes de que España “purificara su imagen mundial” a través de los Juegos Olímpicos de Barcelona 92. Sin embargo, el autor no quería que la historia de Urtain fuera “meramente” la historia de un “juguete roto” por eso su historia empieza por la muerte y camina hacia el origen, “envuelto en las tinieblas atávicas de la España profunda”.

Andrés Lima explica en un texto que ha escrito sobre la obra que “Urtain fue España y que España acabó con Urtain” y que la dramatización de Cavestany permite conocer tanto la historia de aquel hombre que intentaba descubrir que había hecho para que todo lo que hacía fuera “tan sucio”, como él mismo decía, como la del país.

Te puede interesar

Escribe un comentario