Villa Magna by Eneko Atxa

En sus apenasun año  del  rodaje el nuevo restaurante gastronómico del Villa Magna se ha convertido en el centro de peregrinaje por excelencia de la clase gourmet madrileña. No es de extrañar cuando a su cargo se encuentra uno de los chefs más imaginativos y dinámicos del país, Eneko Atxa, que se estrena en la capital  con sus creaciones más lúdicas y sorprendentes y en un espacio deluxe, exquisitamente decorado por Thomas Urquijo y enmarcado en uno de los hoteles más lujosos de Europa.

Sus platos, auténticos alardes de imaginación, presentan sabores nítidos que demuestran un perfecto dominio de la técnica y están envueltos en presentaciones sorprendentes que provocan sensaciones únicas hasta en el más curtido gourmet.

En Villa Magna by Eneko Atxa el cocinero ha apostado por una amplia y variada carta de temporada que se completa con tres menús: uno de mediodía, El Mercado, compuesto por un entrante, un primero, un segundo a elegir entre carne o pescado y un postre (60 €) y dos degustación, Raíces, con seis platos (90€) y el menú Evolución (115€), en el que resume su filosofía creativa a través de nueve creaciones. Un aperitivo tan singular como es el huevo trufado “cocinado desde dentro” anticipa la sucesión de sabrosos artilugios que llegan a continuación, entre los que destacan los percebes sobre su propio gel con Salicornia y un efecto de bruma de mar que envuelve al atónito  comensal, los puerros asados sobre caldo de garbanzos, el bacalao asado, que se presenta en la mesa bajo una campana que encierra humo de sarmientos, y la paletilla de cordero deshuesada con tomate Raff. Aunque sin duda las estrellas de la casa son La Huerta, una suerte de paisaje agrario construido en torno a una suave y untuosa crema de tomate, cubierta por una ligera capa de tierra crujiente -remolacha deshidratada y triturada-, sobre la que aparecen minúsculas hortalizas (guisantitos, minicoliflores, zanahorias, tomates), y Entre Viñedos, un postre que resume en ocho bocados el panorama de los vinos dulces españoles, convirtiendo cada vino en una uva gracias a la técnica de la esferificación.

eneko atxa

Todo ello se ofrece en un espacio coqueto y elegante, con capacidad para 40 comensales y terraza de verano, decorado por Thomas Urquijo en tonos grises y blanco roto que provoca un ambiente relajante. Brilla también el servicio de sala, atento y cercano, que se desvive en explicaciones sobre los platos y su maridaje con las más de con 150 referencias nacionales e internacionales de la bodega.

Villa Magna by Eneko Atxa

Paseo de la Castellana, 22

Tl: 91 587 12 34.

Precio medio: 90 €

Horario: de lunes a sábado de 13:00 h. a 16:00 h. y de 20:30 h. a 23:30 h. Domingos cerrado.

Te puede interesar

Categorías

Restaurantes y bares

Patricia Soriano

Estudios en Historia del Arte, colaboraciones en páginas relacionadas con el arte o el turismo … y ahora aquí, en Absolut Madrid

Escribe un comentario