Vida y Obra de Calderón en la Fundación March

Tras el dedicado a William Shakespeare y con el mismo espíritu de centrarse en el análisis de su figura y su época, la Fundación Juan March programa un nuevo ciclo sobre otro gran dramaturgo clásico, esta vez español, Pedro Calderón de la Barca. Antonio Regalado, catedrático emérito de la Universidad de Nueva York, aborda en dos conferencias  la figura y la obra de este poeta dramaturgo y pensador, que fue testigo del apogeo y declive del poder español en el Siglo de Oro. La primera conferencia tratará sobre el tiempo de Calderón, una época de cambios radicales en el ser histórico del hombre occidental, reflejados en la revolución científica, el pensamiento filosófico, las doctrinas políticas, las instituciones, costumbres y en las artes y las letras. El dramaturgo, fue testigo del apogeo del poder español y de su declive, sirvión en la caballería, y escribió drmas que revelean un conocimiento de primera mano de la guerra y la milicia.

Calderón, heredero del nuevo arte dramático forjado por dos brillantes generaciones de dramaturgos, y autor de gran éxito y extendida fama,  causó fervor en todos los públicos, fue agraciado por inmejorables condiciones para ejercitar sin trabas su genio; además del patronazgo del monarca, de la iglesia y del ayuntamiento madrileño le fueron accesibles diversos espacios teatrales, el teatro de palacio, el de los corrales y el de la plaza pública de los autos sacramentales, conjunto único en Europa. Discípulo de los jesuítas, y estudiante en Salamanca, adquirió una cultura enciclopédica, reflejada en su ingente obra, abierta a todo tipo de cuestiones políticas, sociales, filosóficas, teológicas y morales.  En el mundo de sus comedias se entrecruzan la acción  de las  espadas y conceptos, la ira desatada y la agudeza. La vida familiar del dramaturgo se hace sentir en un gran número de obras, protagonizadas por el carácter autoritario del progenitor y la rebeldía del hijo, problemática enlazada con la representación de conflictos que hospedan cuestiones políticas y teológicas.

calderon-de-la-barca

La segunda conferencia, analizará la obra literaria. Fue un reaccionario, conformista y ortodoxo, o libertino, subversivo y escéptico poeta de la Inquisición o dramaturgo ateo, según los gustos de sus intérpretes a lo largo de cuatro siglos, Calderón se preocupó de representar y dilucidar la problemática del mal y de la libertad, y del insaciable y demoníaco apetito de certidumbre que subsume la voluntad racional de la nueva época. A la vez es el gran dramaturgo del catolicismo; poeta de la fe y del misterio de la eucaristía, de la santidad y del martirio. Los personajes, que pululan en las comedias, las más lúdicas y gozosas de toda la literatura  europea y los  protagonistas de las tragedias se agitan entre el orden y la entropía, la certidumbre y la duda, el silogismo y el abismo.

El incondicional absoluto de la fe, la piedad, la reverencia y el asombro cohabitan con el escepticismo y el carácter problemático del pensamiento en el autor de obras con títulos como No hay mas fortuna que Dios, En la vida todo es verdad y todo mentira, Lo que va del hombre a Dios, No hay que creer ni en la verdad, La devoción de la cruz, Gustos y disgustos son solo imaginación, No hay instante sin milagro y La vida es sueño. La variedad de los géneros dramáticos que cultivó le permitió explorar desde distintas perspectivas el destino profano y terrenal de los personajes ya en clave cómica o trágica y el hado que obedece a un diseño de la providencia. Calderón arroja a sus personajes a un teatro en el que se ven impelidos a interpretar papeles en un guión en el que se sienten atrapados y se afanan en comprender. Sobrecogidos por dolorosas dudas no cesan de inquirir por el sentido del existir y de escudriñar los enigmas del destino, sobreabundancia de interrogaciones que resumen las que preguntan ¿Qué es el vivir?, ¿Qué es creer? Calderón es el gran cronista dramático del proceso del nihilismo que caracteriza la época moderna y en la que todavía estamos.

Lugar. Fundación Juan March. C/ Castelló, 77

Días. 19 y 21 de mayo

Hora. A las 19.30 en el Salón de Actos.

Entrada libra hasta completar aforo

Te puede interesar

0 comentarios

Escribe un comentario