Ven con tu disfraz de monstruo gratis al teatro

Aprovechando la época carnavalera, Cuarta Pared quiere invitar a los más pequeños a venir disfrazados de monstruos, y poder  así conocer la historia de Óscar y Bea, los hermanos protagonistas de Ojos y Cerrojos, que habla sobre la necesidad de superar el miedo a lo desconocido y aprovechar los beneficios de la multiculturalidad para aprender.

La promoción es válida para el domingo 21 de febrero, para las sesiones de las 12h30 y las 17h30. Para venir sólo hay que llamar a partir del lunes 15 de febrero al 91.517.23.17 y reservar las entradas. La entrada será gratuita para los niños que vengan disfrazados de monstruos, más un acompañante adulto. (Invitaciones limitadas al cupo de la promoción).

Ojos y Cerrojos se estrenó en las Navidades de 2007 y tras  dos temporadas en Madrid, y un año de gira por el territorio nacional, vuelven a la Sala Cuarta Pared para seguir cosechando éxitos. Óscar y Bea son dos hermanos que viven encerrados en su casa porque creen que en su edificio hay una maldición. A través de las paredes escuchan ruidos extraños y en los pasillos del edificio ocurren sucesos misteriosos. A causa del miedo Óscar ha ido llenando la casa de candados y cerrojos, pero a su hermana no le gusta vivir encerrada. Un día Bea pierde una de las muchas llaves que necesita para entrar en su casa y necesitará recurrir a la ayuda de sus vecinos. A partir de entonces todo cambiará.

Ojos y Cerrojos pone de relieve la contribución de las diferentes culturas a la riqueza y diversidad en nuestro entorno más cercano: ciudad, barrio, hogar y relaciones personales. Un espectáculo que mezcla misterio, humor y carga social. La historia muestra una imagen positiva del hecho migratorio, del otro como portador de innovación, riqueza y diversidad cultural. Prepárate para una maldición, unas pistas que seguir, muchas confabulaciones y todo un hallazgo. Ojos y Cerrojos mezcla una historia de terror cargada de intriga y mucho humor. Verás que no hay nada más sano que reírnos de nosotros mismos, aceptar nuestras equivocaciones y aprender de nuestros errores. ¡Abre las puertas y verás todo lo que descubres!.

Te puede interesar

Un comentario

  1.   alba dijo

    Muchas gracias 🙂

Escribe un comentario