Una corrala de Malasaña se convertirá en un hotel de 4 estrellas

La corrala situada en la Costanilla de San Vicente, construida en 1900, se convertirá en un hotel de 4 estrellas, gracias al plan de rehabilitación y reactivación de las corralas madrileñas y del centro de la ciudad del Ayuntamiento de Madrid

La actual corrala ocupa un edificio de una superficie de 436 metros cuadrados, de 1.375 metros cuadrados erigidos, y que se distribuyen en planta baja, primera y segunda. En conjunto, el inmueble se encuentra deshabitado pero en perfectas condiciones, gracias a varias rehabilitaciones realizadas en los años 1966, 1988, 1991 y 1999

Para este cambio de uso, el inmueble no tendrá que sufrir importantes obras de rehabilitación, unicamente para su acondicionamiento y alguna reestructuración puntual, sobre todo en lo que respecta a la tabiquería interior, la accesibilidad y la seguridad

Gracias a estas obras de rehabilitación el centro urbano histórico, va poniendo en valor algunos de los edificios deteriorados, de gran valor histórico, para favorecer la rehabilitación y la actividad hotelera y por tanto turística

Te puede interesar

Escribe un comentario