Una ceremonia épica

Si estás pensando en el día de tu boda y quieres que todo salga a pedir de boca, lo mejor es ir sobre seguro para no llevarse ninguna sorpresa de última hora y contar con los mejores profesionales y el mejor entorno para que ese día tan especial quede grabado en vuestra memoria para siempre.

Un excelente restaurante en Madrid es el Castillo de Monteviejo, un estupendo complejo hotelero que cuenta con diferentes infraestructuras para cubrir cualquier clase de necesidad que el cliente tenga. Todo ello enclavado en un entorno natural digno de un auténtico castillo.

No tendrás problemas de aparcamiento y toda la zona es muy relajada, algo ideal para que nada ni nadie entorpezca el día más feliz de tu vida y podáis disfrutar al máximo de su excelente trato, su gastronomía y todo el buen hacer y profesionalidad que siempre han acompañado a Castillo de Monteviejo.

Cuenta con carpas, discotecas, jardines y salones de diferentes capacidades para cubrir cualquier clase de necesidad que el cliente necesite. Además cuenta con estupendos salones decorados con motivos medievales para que por un día seáis los reyes del castillo.

Como el salón Rey Arturo con capacidad entre 300 y 320 personas, el Reina Ginebra, entre 200 y 220 personas, salón Camelot con una capacidad de entre 300 y 400 personas y una carpa donde disfrutar de los días de buen tiempo sin perder absolutamente nada de confort con una capacidad de entre 200 y 220 personas.

Y para que la noche salga redonda Castillo de Monteviejo cuenta con su propia discoteca donde poder bailar hasta altas horas de la noche y hacer que tus invitados sean partícipes de tu felicididad. Porque es el compromiso que con el paso de los años se ha ido forjando poco a poco en este inigualable lugar en Madrid.

No te lo puedes perder.

Te puede interesar

Escribe un comentario