“Rostros y manos, pintura germánica antigua y moderna” en el Museo Thyssen

Hasta el próximo 2 de septiembre, podemos disfrutar en el Museo Thyssen Bornemisza, y de forma gratuita, de la exposición “Rostros y manos, pintura germánica antigua y moderna”. Una exposición, de las llamadas “de contextos”, organizada en el marco de las actividades programadas pos su 20º aniversario, y cuyo objetivo es el de fomentar el cruce de conexiones y divergencias entre varias obras, pertenecientes a la Colección del Museo, de distintas épocas y estilos

En este caso, se propone la confrontación entre el Renacimiento germánico con el Expresionismo y la Nueva Objetividad, ambos estilos surgirán en Alemania tras la Primera Guerra Mundial, y en donde podremos encontrar obras de Durero, Lucas Cranach el Joven, Max Beckmann u Otto Dix

Algo en común que mantienen estos tres estilos es la importancia de la imagen del ser humano, por lo tanto, el retrato fue una de sus principales actividades, constituyéndose como uno de los géneros pictóricos de mayor cantidad y calidad

Una atenta mirada a las obras escogidas nos permitirá vislumbrar la influencia que, en estos dos estilos modernos, ejercen los maestros antiguos alemanes, sobre todo en cuanto a la técnica y en la teoría, en aspectos como los esquemas de representación, el interés por el detalle o el reflejo de la personalidad del retratado en la obra,mediante su rostro y sus manos

Partiendo de la obra “Cristo entre los doctores” de Alberto Durero, se van tejiendo conexiones entre los demás cuadros expuestos: “Autorretrato” de Max Beckmann; el “Retrato de Max Schmidt” de Oskar Kokoschka; “Retrato de Hugo Erfurth con perro” de Otto Dix,  y el “Retrato de Ruprecht Stüpf” de Barthel Beham

Museo Thyssen Bornemisza

Hasta el 2 de septiembre

Te puede interesar

Escribe un comentario