Restaurante Madrigal

El restaurante Madrigal, situado en Colmenar Viejo, fascina a primera vista, tanto por su refinada elegancia como por su oferta culinaria. Cuenta con una cafetería, donde comenzar bien la jornada, a base de un buen desayuno o picar algo en cualquier momento.

Sus dos grandes salones, de decoración minimalista con grandes  grandes mesas y una bodega como único ornamento, se separan por un panel y un cortinaje que, dependiendo de la ocasión, pueden unirse. También cuenta con un coqueto reservado, con una capacidad para 12 – 16 personas, presidido por una lámpara de seda.En su exterior tiene dos terrazas acondicionadas, para poder usarse todo el año, decoradas con flores naturales.

Su carta está cuidada de principio a fin, cuidando cada uno de los detalles e incluyendo su propio sello, por ejemplo destacan entrantes como el guiso de verdinas con codorniz y carabinero, las mollejas de cordero al ajo, los corazones de alcachofas con almejas, sus arroces como el meloso de carabineros y calamar, el solomillo de vacuno mayor con su propia salsa y puré de patatas ratte al tartufo, carrillera de vacuno glaseada con cremoso de manzana y crujiente de patata violeta, el mero al horno sobre pisto de calabaza o el atún rojo con tomates compotados y crujiente de pimientos.Y para finalizar, alguno de sus postres artesanales como el hojaldre de crema con frambuesas naturales.

También ofrece una serie de menú como el diario compuesto de tres primeros y tres segundos, pan, vino y postre, por 18 euros;  o el menú degustación, para el fin de semana, por 35 euros.

C/ Salvadiós, 34

Colmenar Viejo

Te puede interesar

Escribe un comentario