Restaurante Fishka, donde la cocina mediterránea se fusiona con la rusa

El restaurante Fishka, es un nuevo concepto de fusión entre las cocinas rusa y mediterránea que acaba de abrir sus puertas en la ciudad, cuya principal filosofía es la de elaborar sabrosos platos que se acompañen de exquisitos vinos. Se ubica detrás del Auditorio Nacional y en plena calle Príncipe de Vergara. Un estupendo rincón para desayunar, comer, cenar o tomar una copa en un ambiente muy relajado

Su carta se elabora a base de platos mediterráneos de mercado, hechos con productos de primera calidad y frescura, añadiéndoles un ligero toque ruso, procedente de la típica gastronomía campesina de las poblaciones más rurales, que usan técnicas de elaboración procedentes de los tártaros y de los persas

Al frente de la cocina se encuentra Matías Fusi, quien ha trabajado en otros restaurantes como La Broche o Le Cabrera, quien nos ofrece unos platos donde el pescado y el marisco son fundamentales, como las Ostras Naturales. También hay  platos de carne, como la Chuleta de buey a la parrilla o el Ciervo trufado; o su gran variedad de quesos o sus mermeladas o terrinas de foie que elaboran ellos mismos

Entre los entrantes podemos destacar: las Sardinas marinadas con tomate y cítricos; el Arenque bajo abrigo; o el Foie a la plancha con maíz ahumado y ciruelas. Como platos principales: Cordero al horno con grechka (trigo ruso) y salsa de menta; el Solomillo de ciervo con polenta trufada y frutos rojos; o el Esturión fresco a la brasa con guarnición. Para terminar, los postres: Pera asada al horno con chocolate negro, queso de cabra y vainilla; o el Chocolate con dulce de leche de plátano

Todo ello se puede acompañar con una cuidada selección de vinos, donde destacan novedosos y especiales vinos y espumosos, con unos precios muy asequibles

Dirección: C/ Suero de Quiñones, 22

Te puede interesar

Escribe un comentario