El rastro de Madrid

El rastro de madrid mercados y mercadillos de segunda mano

Tanto si vas de vacaciones a la capital como si vives allí, no puedes dejar de ir al gran mercado: al rastro de Madrid, el cual se lleva haciendo desde el año 1740. Lo que empezó siendo un lugar donde se vendían objetos usados, pasó a convertirse en lo que es hoy: una zona de la ciudad donde se concentran personas venidas de todo el mundo que quieren comprar un detalle para sus seres queridos, ropa o incluso plantas.

Así que si no tienes nada mejor que hacer, nosotros te proponemos un plan que seguro te encantará: pasar el día viendo los más de tres mil puestos, mientras disfrutas de la compañía de tus amigos o del sabor de un refresco.

El Rastro de Madrid es uno de los principales atractivos turísticos de la gran ciudad, no en vano, lleva más de un cuarto de milenio reuniendo a muchas personas que buscan lo mejor al mejor precio. Curiosamente, el significado de su nombre nada tiene que ver con el propósito de esta celebración. El término ”Rastro” en el siglo XVI era sinónimo de carnicería, y precisamente eso era lo que había cerca antes: un matadero.

Las reses eran trasladadas desde ese lugar hasta las antiguas curtidurías, donde se encuentra ahora la Ribera de Curtidores, dejando un rastro de sangre, que es lo que terminó por darle el nombre de ”Rastro”.

Puesto de zapatillas en el rastro

Actualmente no se permite la venta de animales vivos ni alimentos en los puestos callejeros. Puedes encontrar sin embargo una gran variedad de ropa, zapatos, muebles, enchufes o cualquier cosa que te puedas imaginar.

Para que puedas disfrutarlo sin problemas, es importante que evites llevar objetos de valor ya que es habitual que haya carteristas que van en busca de turistas distraídos. ¿Cuándo? Los domingos y festivos desde las 9 hasta 15 horas.

Te puede interesar

Categorías

Mercadillos

Absolut Madrid

Perfil de administrador de Absolut Madrid, una web dedicada a la capital de España.

Escribe un comentario