Primera retrospectiva de la obra de Elena Blasco en la sala Alcalá 31

La sala de exposiciones, perteneciente a la Comunidad de Madrid, Alcalá 31 presenta, hasta el próximo 20 de mayo, la exposición “Millones y abundantes razones” de la madrileña Elena Blasco.

La exposición está formada por 140 obras, todas ellas realizadas por Blasco, a lo largo de tres décadas y que repasan las diferentes etapas en la carrera artística de la madrileña. En su mayoría, son las obras más significativas, e incluyen obras en pintura, fotografía, escultura, dibujo, obra gráfica e instalaciones.

Elena Blasco es pionera a la hora de combinar los materiales, logrando traspasar las fronteras entre pintura y escultura, pero sin forzarlas, con naturalidad. Sus instalaciones surgen de la superficie del cuadro e invaden el espacio, como si quisieran regresar al interior del lienzo.

Los títulos de sus obras también son una de sus características, ya que están formados por frases desconcertantes e irónicas, incluso algunas se ríen de la propia artista, y en algunas ocasiones, van acompañados de un breve texto o relato, realizado a base de juegos de palabras. Esta actitud desenfadada y llena de humor, no solo en sus títulos sino en su obra en general, esconde una actitud crítica hacia ciertos comportamientos y prejuicios en el ámbito privado, y con respecto a las formas sociales.

Elena Blasco, no pertenece a ningún estilo artístico en concreto, sino que se mantiene al margen de ellos, lo cual la hizo crear una obra más abierta y ecléctica. Por ello, su obra se hizo más apreciada y consiguió entrar a formar parte de colecciones particulares y públicas, siendo hoy influencia para muchos de los artistas que comienzan en el mundo del arte.

Hasta el 20 de mayo

Te puede interesar

Escribe un comentario