Polémica con el nuevo horario comercial de Sol

El pasado enero, la Comunidad de Madrid calificó el centro de la capital como zona de “Gran Anfluencia Turística”. Una nueva normativa que permite a los comercios situados en las calles de Arenal, Alcalá, Preciados, Carmen y Plaza del Sol abrir todos los domingos del año.

Los pequeños comercios, alrededor de un millar en este distrito, han mostrado su descontento desde un principio, y UGT ya ha impugnado esta normativa. El sindicato alega que este nuevo horario ilimitado beneficia más a las grandes multinacionales que a los pequeños comercios y no ayuda al trabajador a conciliar su vida laboral con la familiar.

El Ayuntamiento de Madrid argumenta que esta medida es un intento de equiparar la capital española con otras ciudades europeas como Roma, Londres o París, que cuentan con esta liberalización de horarios en determinados lugares.

El centro de la ciudad recibe cada día miles de turistas, sobre todo los fines de semana, y el gobierno municipal ve la necesidad de cubrir esta demanda.

Te puede interesar

Escribe un comentario