Noches en Vivo

La Noche en Vivo (LNEV) está formada por 45 locales de la Comunidad de Madrid que programan todos los días actuaciones en directo, como las programadas para noviembre.

Y es que en las salas donde las distancias son cortas la conexión entre público y artista es total. De esa íntima comunión saben mucho en Clamores (Alburquerque, 14), que abrió hace 27 años y es, desde entonces, todo un microcosmos cultural fiel a sí mismo, que ha reflejado cada noche el ritual de la música en vivo: blues, funky, bossa, tango… y, sobre todo, jazz. Pedro Iturralde, Chano Domínguez, Jerry González, Eliades Ochoa, Bill Evans, Stanley Jordan… Todos han pasado por aquí.

Historia también tiene y mucha Casa Patas (Cañizares, 10, esquina Atocha, 28) que ha conseguido en este 2009 el premio Enrique Maya a la difusión del flamenco. Desde 1985, cuando fue inaugurado, el local ha permanecido ligado a este género hasta llegar a ser reconocido como punto neurálgico de este arte en todo el mundo Antonio Canales, Enrique y Estrella Morente, José Mercé, Carmen Linares, Paco de Lucía, Remedios Amaya, Niña Pastori, Sara Baras o hasta el propio Camarón de la Isla son algunos de los ilustres personajes que han contribuido a crear un ambiente que transporta a los clientes a lo más profundo del flamenco, a la vez que se degustan platos y productos tradicionales de la gastronomía española.

la noche en vivo

Otra dirección de referencia en el mundo del flamenco es Cardamomo (Echegaray, 15), que lleva quince años recibiendo a figuras de la talla de Tomatito, Diego el Cigala o Antonio Carmona. Su tablao desprende duende, un duende que se cuela también en sus frecuentes exposiciones de fotografía y pintura. A sólo unos pasos abre sus puertas La Boca del Lobo (Echegaray, 11), aunque lo suyo es el rock. Su nombre permanece ya indisolublemente ligado al de Amaral, habitual del local antes de dar su gran salto al estrellato.

La Boca del Lobo es desde sus inicios, en 1997, un “proyecto muy especial”, tal y como lo definen sus propietarios, basado en la sencilla idea de aprovechar cada rincón de su pequeño espacio para realizar todo tipo de actividades relacionadas con el mundo de la cultura. Para un grupo tocar aquí es todo un sueño, igual que lo es hacerlo en Siroco (San Dimas, 3), con conciertos todos los fines de semana y una buena programación de fiestas y sesiones de Dj’s. Madrid sabe cómo vivir la noche.

Fuente: es por Madrid

Te puede interesar

Escribe un comentario