Marc Chagall en el Museo Thyssen Bornemisza y en la Fundación Caja Madrid

El Museo Thyssen – Bornemisza, junto con la Fundación Caja Madrid, organizan la primera exposición antológica del artista ruso, Marc Chagall. Compuesta por más de 150 obras, que repasan la trayectoria artística de uno de los artistas más personales del siglo XX, que se formó bajo el influjo de estilos como el cubismo, el fauvismo o el orfismo, que aprendió y utilizo para ir creando su propio estilo, personal y difícil de clasificar, influido por los acontecimientos históricos y siempre abierto a nuevas experiencias.

En la exposición aparecen reflejadas todas las etapas por las que pasó la obra de Chagall, incluida la de ilustrador de libros, debido a la gran relación que mantenía con muchos escritores y poetas, lo que le valió el sobrenombre del “pintor literario”. Pero por lo que se le conoce realmente al ruso, es por el uso que hace del color, tonalidades vibrantes que realzan sus figuras y composiciones.

Sus temas se basan en historias propias o imaginadas, con protagonistas como un rabino, un violinista, una pareja de amantes, un saltimbanqui, animales fabulosos, paisajes … son los que pueblan su mundo y su óleo. Todos ellos se fusionan con sus colores y sus composiciones, de una forma impensable, al igual que su temática y sus personajes.

La exposición comienza en las salas del Museo Thyssen, en una primera parte denominada “El camino de la poesía”, y que transcurre desde los primeros años en Rusia hasta su estancia en París, hasta que tuvo que exiliarse de forma forzosa a Estados Unidos, también se incluye la época de la Rusia revolucionaria y su regreso a Francia en 1920. La segunda parte, en las salas de la Fundación Caja Madrid, denominado ” El gran juego de color”, donde la atención se centra en su obra posterior a 1950, y cuya temática se centra en la Biblia y el circo, su relación con poetas contemporáneos, su producción escultórica y cerámica.

Hasta el 20 de mayo

 

 

Te puede interesar

Escribe un comentario