Madrid Vision, otra forma de ver Madrid

En el verano de 2001, el Ayuntamiento de Madrid confía a Madrid VISION el desarrollo de un servicio de turismo diferente, original, divertido. Desde entonces, Madrid VISION ha crecido para ofrecer a los madrileños y todos sus visitantes la mejor forma de conocer la ciudad. A través de una flota de autobuses perfectamente equipada y dos rutas que recorren lo mejor de la capital, Madrid VISION se ha convertido en una referencia para el turismo cultural de la ciudad de Madrid.

Los autobuses están equipados con la más alta tecnología para facilitar una visita a Madrid con todas las comodidades y el máximo aprovechamiento. Una azafata acompaña en todos los trayectos, velando por el correcto funcionamiento del servicio. Principales características Piso panorámico para una visión sin igual. Sistema de audio multilenguaje: español, inglés, francés, alemán, italiano, japonés, portugués y ruso. Asientos anatómicos.Adaptación para personas de movilidad reducida: rampa automática de acceso, espacio reservado para silla de ruedas, con anclaje y sujeción de seguridad, plataforma continua de piso bajo, sistema “kneeling” de arrodillamiento rápido hacia el lado derecho del vehículo, etc. Compromiso con el medio ambiente: Motores Diesel Euro III (normativa EURO-3 de emisión de partículas) y carrocería de aluminio 100% reciclable.

Las rutas que propone Madrid Vision son dos, de 75 minutos cada una. La ruta del “Madrid Moderno”: en el siglo XIX nace el Madrid de la expansión. Se levanta el Barrio de Salamanca, zona residencial y asentamiento de las primeras viviendas burguesas, y que hoy cuenta con la presencia de las primeras firmas de moda nacionales e internacionales. Se desarrolla el Paseo de la Castellana, donde la ciudad cambia su aspecto palaciego por altos y modernos edificios de gran valor arquitectónico y que hoy confirman una de las ciudades más cosmopolitas, atractivas y modernas de Europa.

La ruta del “Madrid Histórico”: Felipe III y Felipe IV ensancharon y embellecieron la ciudad, pero con la llegada de los Borbones se impusieron nuevos gustos en lo cultural y arquitectónico. A ellos debemos el Palacio Real, el Paseo del Prado o la Puerta de Alcalá. Se recorre la Gran Vía, la arteria más importante de la Capital en la primera mitad del siglo pasado, única por su diversidad arquitectónica, sin olvidarnos de la Belle Epoque, de la que destacan el Casino de Madrid o el Hotel Palace.

Más información en www.madridvision.es

Te puede interesar

Escribe un comentario