Los guisos de toda la vida se encuentran en el restaurante El Puchero

restaurante-el-puchero

Más de setenta años de trayectoria han hecho de El Puchero, en la calle Larra, una referencia en la historia de la ciudad, donde poder compartir mantel y tertulia. En este restaurante con solera, como reza su carta, es uno de los pocos “lugares de Madrid donde aún se guisa

Guisos que apuestan por productos fugaces, de elaboraciones largas y minuciosas, que ya casi nadie ofrece en la capital. Y ahora, en una época en la que se vuelve a la recuperación de los sabores tradicionales y los productos locales y de temporada, la carta de El Puchero está de plena actualidad

Todos los días, sus chef, Eloy Monzón, acude a mercados de la zona para comprar las materias primas, con las cuales realizar sus platos, que se presentan en medias raciones y en su versión “para llevar”

Entre estos platos se encuentran las criadillas de toro rebozadas, pisto con huevo, habitas frescas con jamón, riñones al Jerez, el rabo de toro o la perdiz estofada. Tampoco faltan los postres caseros, como la leche frita o los crepes flambeados

cocido-el-puchero

Además, esta temporada, incorpora un guiso de cuchara cada día de la semana como las lentejas de los lunes, el cocido completo de los miércoles o las albóndigas caseras de los jueves

El Puchero, lleva en manos de la familia Alvárez desde principios de los ochenta; en 1995 se abrió otra nueva sede en la calle Padre Damián en el que, manteniendo su misma filosofía, se presentan distintas propuestas que se adaptan al público de la zona, en este último caso, se podrá encontrar platos como el civet de liebre o el cochinillo asado

Direcciones de El Puchero en Madrid: Calle Larra, 13 y calle Padre Damián, 37

Te puede interesar

Escribe un comentario