Los Falsificadores

Los que se van a quedan en la ciudad esta semana pueden ver una película que merece la pena. No es otra que Los Falsificadores, oscar a la mejor película de habla no inglesa.

El argumento se basa en la biografía real de un conocido falsificador de monedas, Salomon Sorowitsch. Este bohemio judío tuvo la mala suerte de ser capturado por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial y enviado directamente a un campo de concentración.

Los Falsificadores

Tras pasar todo tipo de penurias es trasladado al campo de Sachsenhausen. Aquí, mientras los prisioneros de los barracones contiguos se mueren de hambre y luchan por sobrevivir, Sorowitsch disfruta de una cama con sábanas limpias y comida abundante.

A él y a otros “afortunados” prisioneros se les encargó la Operación Bernhard, la mayor operación de falsificación de billetes de la historia. Su trabajo es fabricar dólares y libras para hundir la economía británica y norteamericana.

Si obedecen sobrevivirán, pero ayudarán a ganar la guerra a los nazis. Por el contrario, si se revelan, ellos o alguno de sus compañeros tendrá una muerte segura.

Un dilema moral sobre el que cada uno de ellos reacciona de una manera, como la moraleja que saca cada espectador.

Te puede interesar

Escribe un comentario