” Los Deshabitados ” de la Galería Ansorena

Los cuadros que conforman la presente exposición, obra de Jesús Mansé, son una suerte de mosaico aleatorio donde las playas daban paso a los paisajes nevados, donde el cielo y el océano se encuentran y conversan sin prisa. Paisajes ajenos a la estridencia. Paisajes que rehuyen al dictado del ojo y obedecían a una voluntad puramente emocional.

Deshabitados 01

Y todos ellos tienen un factor común: el hombre es el gran ausente .  Las huellas de lo humano, que aún siguen estando presentes aunque de manera secundaria, aparecen ahora forzadas en su desolación. Es como si la presencia del hombre se estuviera alejando cada vez más de nuestra percepción. Como si ya no tuviéramos un lugar en esos escenarios, y las pocas señales de humanidad que quedan vigentes, tuvieran prisa en desaparecer. Este análisis  llevó a un título que a la postre es el de esta exposición: Los Deshabitados. Haciendo referencia con ello a estos paisajes despojados del hombre. La utilización de artículo “los”  vincula estas imágenes con una existencia inteligente que ha poblado los lugares que se reproducen en las pinturas; en definitiva, los dota de una sustancia puramente humana. La negación nos habla a la vez de un momento en el que sí fueron habitados así como de la posterior desocupación de los mismos.

Deshabitados

Apuntando estas someras claves, el resto de este conjunto, de estos “deshabitados”, es concitar al espectador para que no quede indiferente ante ellos. Invitarle a reconocer en la esencia de estos paisajes, la ausencia del hombre, la de ellos, como parte complementaria y singular del ser humano.

Galería Ansorena. C/ Alcalá, 52

Hasta el 9 de octubre

Te puede interesar

Escribe un comentario