Las sopas de Hakkasan

La sopa es uno de los platos que mejor sienta cuando el mercurio baja y parece que hasta el alma se congela. Si bien, se acostumbra a tomar en casa por aquello de que si es de mamá o de la abuela, mucho mejor. Ahora, cuando las prisas impiden tener listos y frescos todos los alimentos y pocos se plantean la ingente tarea de cocinar platos que precisan largas horas, es posible degustarlas en Hakkasan. Son siete y tan apetecibles y exóticas que se antoja una por día ya sea porque cargan las pilas, cuentan con un gran sabor o porque introducen al comensal en el sabroso y poco conocido mundo de las sopas orientales.

En esta ocasión María Li Bao, propietaria de este restaurante en La Moraleja, propone degustar algunos platos que durante siglos han sido y son parte esencial de la dieta de la comunidad china. Son platos equilibrados y muy saludables dado que cuentan con minerales, vitaminas, hidratos de carbono y proteínas. Elaboradas con verduras, carnes y pescados de primera calidad, ingredientes que en muchos casos cuentan con propiedades medicinales contrastadas y que permiten recobrar, como antaño, la energía necesaria para seguir con la jornada laboral. Además, estos platos se cocinan con el tiempo y mimo que requieren las cosas bien hechas. En cuanto al precio, resulta otra invitación difícil de rechazar: desde 5 a 10 euros.

No falta, por supuesto, la Sopa miso con tofu y algas marinas con el inconfundible toque de la casa (5 €). El Caldo de pato laqueado con un toque de jengibre y cilantro (5€) combina las propiedades nutricionales y gran sabor del pato con la marcada personalidad del jengibre y el cilantro. La Sopa pekinesa elaborada a base de tofu, carne agripicante y verduras (5€) reúne entre otros, los beneficios de la soja y la Sopa de aleta de tiburón con picadillo de pato (7€) es otro clásico con un punto exótico pero perfecto. El Caldo de algas, tallarines de arroz y verduras en tempura (10€) son los ingredientes de una sopa energética y sabrosa como la Udon lamen.

En esta apuesta por la tradición oriental a través de sus platos más invernales, destacan otras recetas tan valoradas por los amantes de la auténtica cocina china como la Sopa Wan – Ton al estilo Shangai (9,50€) caldo de pollo con raviolis rellenos de carne picada, verduras, setas y bambú. Para concluir , María Li Bao rescata del recetario de su familia la Sopa de Gallina y ginseng, a fuego lento hierve esta ave con dicha raíz y otros ingredientes tan saborosos y ricos como el jamón, setas, bambú, verduras y bayas goji. Se sirve para dos personas y el precio es de 19,50€.

Hakkasan

C/ Estafeta, 2. Plaza Nueva de La Moraleja. Alcobendas.

Tl. 91 625 00 72


Te puede interesar

Escribe un comentario