La mirada de Cristina García Rodero en el Círculo de Bellas Artes

 

Una de las exposiciones del verano es sin duda la dedicada a la obra fotográfica de Cristina García Rodero, realizada sobre todo en territorio gallego. En “Transtempo” podemos ver momentos de la vida cotidiana de sus gentes, como las fiestas populares y sus momentos rituales, que nos hablan de una sociedad muy particular, y donde a la vez nos muestra toda la esencia de la tradición, su imaginario o las razones para crear una serie de ritos.

En la obra de Cristina, la magia surge de lo más cotidiano, situando a Galicia entre lo espiritual y lo pagano, entre lo mítico y lo pragmático. Rodero se mueve en una geografía más sentimental que terrena, donde las emociones humanas se muestran en todo su esplendor. Personajes anónimos inscritos en la tradición de la antropología visual, utilizando la fotografía como un instrumento para documentar rituales de carácter religioso o folclóricos, pero nunca para enmarcarlo en los circuitos de consumo.

Hasta el 2 de octubre

Te puede interesar

Escribe un comentario