La Carretera de los Pantanos

La M-501 empieza en la autovía de circunvalación M-40 y finaliza en el límite de la Comunidad de Madrid con la provincia de Ávila donde pasa a denominarse CL-501. A su vez, ésta atraviesa el valle del río Tiétar y termina en el límite de Ávila (Castilla y León) con la provincia de Cáceres (Extremadura), donde se convierte en la EX-203 (autonómica de segundo orden, a diferencia de los tramos madrileño y abulense) para continuar hasta Plasencia, el destino original de la antigua C-501.

Tradicionalmente ha sido una carretera convencional de un carril por sentido, sin embargo tras finalizar en agosto de 2008 las últimas obras de duplicación de calzada, se encuentra convertida en autovía en sus primeros 48 kilómetros hasta el término municipal de Navas del Rey. El tramo restante en Madrid hasta San Martín de Valdeiglesias y el límite con la provincia de Ávila se encuentra en estudio dado que atraviesa zonas de alto valor medioambiental y con una orografía compleja.

carretera pantanos 1

El trazado inicial partía de la Autovía del Suroeste en Alcorcón. Sin embargo, una vez decidida su conversión en autovía se comprobó que dicho tramo inicial entre Alcorcón y Villaviciosa de Odón no permitía una conversión completa, siendo posible desdoblar la calzada pero no eliminar todas las rotondas por falta de espacio. Por ello, se modificó el trazado pasando a absorber parte de la antigua M-511 entre la M-40 cerca de Boadilla del Monte, y Villaviciosa de Odón. El trazado anterior de la M-501 entre la A-5 y el enlace de Villaviciosa de Odón se dividió de la siguiente manera: El tramo entre la M-506 y el enlace con la antigua M-511 paso a denominarse M-506, completando el eje M-506, mientras que el tramo entre la M-506 y la A-5 en el término municipal de Alcorcón fue reconvertido a vía urbana del municipio, siendo actualmente la Avenida de San Martín de Valdeiglesias.

Se encuentra en estudio la conversión en autovía del tramo entre Navas del Rey y el límite con la provincia de Ávila, a la vez que también la Junta de Castilla y León estudia la conversión en autovía de la CL-501 hasta el límite con la provincia de Cáceres. Sin embargo el tramo entre el desvío de Robledo de Chavela y Pelayos de la Presa, en las inmediaciones del Pantano de San Juán ofrece una gran complejidad técnica al ser un puerto de montaña con numerosas curvas, además de su impacto ambiental.

carretera pantanos

Recientemente se ha ejecutado la variante de Pelayos de la Presa, circunvalación de 4 kilómetros que evita el paso por el centro del municipio. Esta obra también ha sido muy criticada, al haber ofrecido la posibilidad de trazar un túnel de tan solo 600 metros que evitaría la zona centro del pueblo, mientras que la variante ha supuesto la destrucción de casi 4 hectáreas de monte, decenas de árboles talados y un espacio entre la misma y el municipio muy susceptible de ser recalificado para su posterior urbanización. Sin embargo, la Comunidad de Madrid argumentó que la variante era la mejor opción para el futuro de la carretera, dado el posible futuro desdoblamiento (que hubiera requerido otro túnel) y el crecimiento del pueblo.

Respecto a la parte castellano-leonesa, la Junta de Castilla y León y la Diputación Provincial de Ávila han manifestado su voluntad de continuar con el desdoblamiento por el valle del Tiétar si la Comunidad de Madrid lleva la autovía hasta el límite provincial.

Te puede interesar

Escribe un comentario