Juan Bravo 25 se transforma en un bistró francés

Juan Bravo 25, lleva más de 25 años seduciendo a su clientela día a día, ahora  comienza una nueva etapa, donde la pasión por la cocina bien hecha a base de  de calidad y mucho mimo en su elaboración, son los principales ingredientes.

En esta nueva andadura, donde recupera recetas tradicionales, que se pueden degustar con los cinco sentidos en sus tres espacios: el salón, la barra y la terraza. Después de la reforma que han llevado a cabo, vuelve a la escena madrileña convertido en un bistró muy especial, y estrena la temporada con una carta muy apetecible, firmada por el chef Antonio Ortega, el cual ha elaborado una carta muy completa basada en la demanda actual, para ello se ha apoyado en los platos de toda la vida, en los sabores de siempre.

Pintxos vascos, guisos.. un mundo de sugerencias que recorren toda la geografía española, por ejemplo destacan sus callos y morros a la madrileña, el rabo de toro estofado, el tronco de bacalao con pil – pil ligero de riojana o el medallón de solomillo de añojo a la parrilla con foie y boletus. Todo esto en el salón, mientras que en la terraza y en la barra se ofrecen opciones como el matrimonio clásico de Santoña y boquerones en vinagre, morcilla de Burgos con pimientos, tomates y huevo de codorniz, Presa con cebolla confitada y torta de Casar o croquetas caseras de jamón ibérico, son solo algunas de las propuestas para pedir en estas zonas.

La decoración, al estilo bistró francés, nos conquistará por sus múltiples detalles que nos evocan el París de antaño, con relojes isabelinos, muebles palaciegos, una réplica de la vidriera que aparece en la película de Quentin Tarantino, “Malditos bastardos”… entre otros muchos detalles.

C/ JuanBravo, 25

Te puede interesar

Escribe un comentario