Joyas del Arte: “Retrato II” de Joan Miró

En “Retrato II”, Joan Miró acaba de fundar las bases para su particular lenguaje, más simplificado y pausado. Sobre un fondo azul (color muy utilizado en toda su obra), un hilo ejerce el papel de eje central de todas las parte del cuerpo, formado por una figura aplanada (cabeza) y un semicirculo (cuerpo). Los colores ocupan superficies muy delimitadas. Otras líneas más finas, sugieren la boca, los ojos, la nariz … Su composición es llamativamente austera, donde el toque de color del cuerpo y la cabeza, son los únicos que animan al personaje.

Joan Miró, nace en Barcelona (1893) y muere en Palma de Mallorca (1983). En la década de los 20, del siglo XX, viaja a París ,como tantos otros artistas, para estudiar su historia artística y beber de las corrientes de la época. Allí conoce a Picasso y a otros importantes artistas de la vanguardia parisina, bebe y desarrolla un particular estilo cubista. En los 40 se instala en Mallorca, donde comienza su etapa denominada detallista, para ir después configurando su propio estilo personal, que se basa en el surrealismo y donde los motivos que representa, lo harán en formas geométricas que poco a poco se irán reduciendo a símbolos.

Museo Reina Sofía

Te puede interesar

Escribe un comentario