Joyas del Arte: “La Última Cena” de Tintoretto

La Última Cena” había permanecido prácticamente inédita y sin exponer en las salas de la Academia hasta fecha reciente. Con motivo de la exposición dedicada al pintor en el Museo del Prado (2007), fue estudiada y restaurada en los talleres de dicho Museo e incluida en la exposición.

En 1547 Tintoretto acometía “La Última Cena” para el convento de San Marcuola en Venecia. Se trata de la primera versión de un tema que el artista pintaría en repetidas ocasiones a lo largo de su vida. Representa la Última cena como sacramento y a la vez como drama humano. Cristo bendice el cordero pascual y el pan ante la mirada de San Pedro y San Juan, mientras los demás apóstoles manifiestan su sorpresa ante el anuncio de la traición. La obra de la Academia corresponde a este momento, ejecutada hacia 1550 tal vez para algún cliente que deseaba una réplica del cuadro de San Marcuola.

Es pues una obra hecha en el taller del maestro,no una copia, y ha experiementado alguna transformación posterior, siendo su estado original mucho más próximo a la versión de San Marcuola. Primitivamente tuvo las dos alegorías situadas a ambos lados en la versión original; todavía puede verse parte de una figura a la derecha que sostiene una bandeja con alimentos. Probablemente tras su traslado a España se cortarían estos extremos para adaptar el lienzo a un nuevo lugar o por razones de decoro.

En la trayectoria de Tintoretto la pintura de la Academia se sitúa en una etapa crucial, cuando el pintor, frisando la treintena, ya ha alcanzado un notable prestigio y es solicitado para numerosos encargos, por lo que tiene que contar con la colaboración de un taller. Así, varios apóstoles que aparecían de tres cuartos en el original se representan aquí de perfil,  también se simplifica la ejecución de la indumentaria.

Real Academia de Bellas Artes de San Fernando

Te puede interesar

Escribe un comentario