Hotel Villa Magna

El hotel Villa Magna, inaugurado en 1972 y considerado uno de los más lujosos de Europa, comenzó en 2007 una completa reforma de modernización de todas sus instalaciones. Ahora, y tras una inversión de 50 millones de euros para su rehabilitación, el mítico hotel abre sus puertas bajo gestión independiente, con una imagen mucho más actual y con nuevos servicios y espacios pensados para el máximo confort y placer de los huéspedes. Entre las novedades que presenta destaca su decoración, más limpia y sofisticada, obra del prestigioso arquitecto Thomas Urquijo, el aumento del número de suites de 18 a 50 y que le convierten en el hotel con más suites de España, y la calidad de sus nuevos espacios gastronómicos, entre los que se encuentra el restaurante del estrella Michelín Exeko Atxa.

villa magna

Situado en la zona comercial más exclusiva de Madrid, cerca del centro financiero y rodeado de majestuosos palacios de los siglos XVIII y XIX y a sólo 15 kilómetros del aeropuerto. El interior del edificio ha sido totalmente demolido, exceptuando su fachada y los suelos de las plantas, y se ha reducido el número de habitaciones de 182 a 150 para ofrecer espacios más amplios y cómodos y un mayor número de suites. Todas las estancias están exquisitamente decoradas con muebles antiguos restaurados y piezas de arte y presentan una estética moderna y funcional, de líneas depuradas, pero que conserva el encanto clásico de su anterior etapa. Tanto habitaciones como suites disponen de cama king size, sábanas de hilo, amenities personalizadas para el hotel de la boutique francesa Blaise Mautin y la última tecnología al servicio del confort: Wi-Fi, conexión de audio, conexión VGA, CD, DVD, LLCD Magic Mirrow, una innovadora televisión de alta definición sin cables ni monitores que cuando no está encendida se convierte en un espejo decorativo.

Entre todas las habitaciones destacan la Suite Royal, con 140 m² de superficie y 110 m² de terraza, un dormitorio con vestidor, y salón-comedor con jardín japonés, y la Suite Real, de 290 m², que cuenta con hall, cocina, salón con piano y gran ventanal, dos habitaciones, dos closet, dos baños, baño turco privado, despacho, comedor de hasta 12 comensales y 120 m² de terraza. Ambas cuentan con servicio de mayordomo privado.

villa magna 1


Todas las instalaciones del hotel han sido concebidas para ofrecer al público más exigente y hedonista una estancia de auténtico lujo. Cuenta con un Club Fitness & Wellness con gimnasio equipado con los más modernos aparatos cardiovasculares, sauna, baño de vapor, tratamientos faciales y corporales, salón de belleza y masajes a la carta. Además, el hotel cuenta con servicio de conserjería 24 horas que ofrece la posibilidad de contratar transporte privado, asistencia personal para compras, tour privado por la ciudad y sus diferentes museos, de comprar entradas para el teatro o la ópera y un sinfín de comodidades para el visitante.

El hotel Villa Magna cuenta con cuatro exclusivos espacios gastronómicos para disfrutar de diferentes estilos de cocina a cualquier hora del día. El Lounge del hotel, con grandes ventanales que dominan la vista del jardín principal y una decoración sobria y elegante, es ideal para desayunar, comer, tomar el tradicional té inglés con pastas por la tarde o cenar. El Magnum bar presenta una imagen acogedora y sofisticada al más puro estilo neoyorquino de los años 50 y ofrece originales tapas, cervezas Premium, cócteles y destilados. Se presenta como la opción perfecta para relajarse a la hora del vermut, del after-work o para tomar la primera copa de la noche.

villa magna 2

Además de la cocina informal de sus dos bares, el hotel cuenta con dos restaurantes gastronómicos de altura: el chino de lujo Tse Yang, especializado en alta cocina cantonesa, y el nuevo Villa Magna by Eneko Atxa, en el que el joven chef, galardonado con una estrella Michelín en su anterior restaurante, Azurmendi, y con títulos como el de Campeón de España de Cocina de Autor para Jóvenes Chefs en 2000 y Mejor Cocinero del Año por el Club de Gourmet Francés “Fourchettes”,  ofrece su particular visión de la alta cocina vasca. Villa Magna by Eneko Atxa es un coqueto salón para 40 comensales, elegantemente decorado en tonos grises y blanco roto y dotado de un ambiente selecto y refinado, de esos que los franceses llaman feutré, con mesas redondas y un servicio atento y cercano. Sobre la mesa, platos que denotan un magistral dominio de la técnica y que provocan a los sentidos con sus texturas, aromas y delicadas presentaciones.

Hotel Villa Magna

Pº de la Castellana, 22

Te puede interesar

Escribe un comentario