Hospital de Jornaleros

hospital-de-jornaleros

Fue construido entre 1908 y 1916 por el arquitecto Antonio Palacios. Promovido por Dña Dolores Romero, viuda de Curiel y puesto bajo la advocación de San Francisco de Paula. Se trata de un hospital benéfico, con 150 plazas para atender a todo tipo de obreros enfermos. En cuanto al edificio, se trata de una de las obras más emblemáticas realizada por Palacios. Conjuga la funcionalidad, con la monumentalidad, plasticidad y belleza. La planta se asienta sobre una planta en forma de estrella de ocho puntas, estructurada en torno a un patio central octogonal y cuatro ejes: dos que siguen la dirección de las diagonales, ocupados por los pabellones rectangulares de los dormitorios comunes para enfermos, y otros dos que siguen los ejes principales de la manzana, donde se disponen los edificios de servicio, enfrentando la iglesia al edificio administrativo y de acceso de la calle de Maudes y el pabellón aislado de infecciosos, con fachada a la calle de Alenza,a la sala de operaciones de la calle Treviño, que se une al cuerpo central medienate una pasarela metálica acristalada.

Las galerías de comunicación y escaleras son completamente abiertas, mientras que el depósito de cadáveres y autopsias se sitúa en un pequeño pabellón aislado próximo a la capilla y oculto a la vista desde el resto del complejo. La capilla tiene un excelente conjunto de vidrieras de la casa Maumejean Hermanos.

hospital-de-jornaleros-iglesia

Tras haber sido Hospital Militar, en la actualidad alberga dependencias administrativas de la Comunidad de Madrid.  De 1984 a 1987 fue rehabilitado por la Comunidad de Madrid como sede de la Consejería de Política Territorial según un ingenioso proyecto de Andrés Perea, que vació el patio hacia la calle de Maudes, desmontando la escalinata y trasladando la fuente central, para crear un nuevo vestíbulo de acceso; optando en el resto del edificio por un sistema de tabiques bajos y contenedores muebles que permiten conservar la unidad espacial de las monumentales galerías de enfermos, utilizando la antigua sala de operaciones, con su cubierta cenital acristalada, para instalar la biblioteca del centro.

Te puede interesar

Categorías

Madrid

Patricia Soriano

Estudios en Historia del Arte, colaboraciones en páginas relacionadas con el arte o el turismo … y ahora aquí, en Absolut Madrid

Escribe un comentario