Estatua ecuestre de Carlos III

El rey Carlos III es conocido como uno de los mejores alcaldes de Madrid, por ello se quiso rendirle un homenaje. A principio de los años 90, se comenzaron los preparativos para erigirle una estatua. Las obras las dirigieron  Miguel Ángel Rodríguez y Eduardo Zancada, tomando como modelo la escultura que anteriormente realizó el escultor Juan Pascual de Mena, y que actualmente se conserva en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.Aunque para la cabeza, se inspiran en retratos de Goya y Mengs.

La estatua se sitúa sobre un pedestal de piedra caliza, fue realizada en bronce y mide un total de nueve metros de altura. Las inscripciones que rodean el pedestal, narran la historia de su reinado, y para seguir el texto hay que ir rodeando la estatua, en un total de 12 vueltas.

El lugar donde se ubicaría se eligio bajo referéndum popular, saliendo ganador la Puerta del Sol, más o menos la misma ubicación que tiene hoy en día. Definitivamente la estatua se colocó en diciembre de 1994 y fue inaugurado por el alcalde José María Álvarez del Manzano.

Te puede interesar

0 comentarios

Escribe un comentario