En concierto: Barricada

La grandeza de una banda se hace patente cuando desde sus entrañas se es capaz de abordar una obra de corte faraónico y a la par salir victoriosos de la misma con toda la vitalidad intacta. Descubrir hoy en día a Barricada no sería más que un absoluto ejercicio de desatinada locura o necedad evidente. Sin embargo, este cuarteto que hace más de cinco lustros viese nacer el barrio de La Txantrea, puede aún a día de hoy concederse el lujo de mantener impoluta y hasta superar la capacidad de sorprendernos y emocionarnos a partes iguales. Santo y seña en estos lares del rock, urbano por extensión, el combo navarro plantea con su nueva entrega el más ambicioso proyecto jamás emprendido desde su fundación. Entretejido desde un verso de Luis Cernuda, La Tierra Esta Sorda toma forma y se presenta como el flamante nuevo álbum de Barricada.

La envergadura de una obra como la presente se pone de manifiesto a través de las dieciocho composiciones que, junto a un libreto de casi doscientas páginas, nos coloca en tesituras ante la evidente capacidad creativa de la formación. Cimentado sobre las bases de la conceptualidad, este nuevo envite, decimonoveno en las arcas de los pamplonicas, navega con voz profunda y emotividad latente, entre fosas y olvido, a través de un sentido recorrido por el lado de los perdedores de aquella Guerra Civil que un triste día asoló este estado.

Tras casi tres años de gestación, La Tierra Esta Sorda ve por fin la luz tras un apasionante recorrido que ha llevado a Enrique Villarreal, “El Drogas”, autor de todos los textos así como del extenso libreto que acompaña el disco, a sumergirse en las entrañas de la historia, leer decenas de libros y visionar otros tantos documentales, recabar numerosos testimonios vitales y empaparse incluso de las ruinas aún visibles de aquellos lugares donde un día el dolor hizo de la sinrazón humana su más clarividente extensión. La Tierra Esta Sorda, mucho más que un trabajo discográfico, es la exploración de un pasado enterrado y desterrado, un viaje conmovedor alentado en una constante alfombra de lágrimas y rabia.

Macerado y condensado en 67 entrelazados minutos, para entender este disco el trabajado libreto supone el punto de partida desde el que explicar e introducir cada composición, que entre historias personales, ‘Hasta Siempre, Tensi’ o ‘Es Una Carta’, y denuncias generales, ‘Sotanas’ o ‘Los Maestros’, alberga su piedra angular en la trilogía Ezkaba y la doble semilla recogida de La Voz Dormida, de Dulce Chacón. Referencias históricas y emociones personales, desvestidas en la crudeza de una realidad tallada en el sufrimiento, conciben en su conjunción un álbum de largo recorrido, de tensión interpretativa y envolvente emotividad, que nos llevan desde la acústica hasta el ritmo salvaje, una nueva dimensión a la que Alfredo, Boni, Ibi y Drogas son capaces de transportarnos a través de una obra conmovedora desde la primera hasta la última nota, desde el primer hasta el último renglón de una torcida historia que jamás debió existir, pero, sobre todo, que jamás deberá olvidarse.

Barricada

Sala La Riviera

6 de marzo. A las 20.30 hrs

Entradas: 18 euros + gastos en ticketmaster




Te puede interesar

Escribe un comentario