El Yacimiento de la Dehesa de la Oliva en Patones

El yacimiento de Dehesa de la Oliva (Patones) se ubica en un cerro del Sistema Central, entre los ríos Lozoya y Jarama y el arroyo Valdentales. A lo largo de la historia, este emplazamiento ha sido habitado por varios grupos humanos así, una de sus máximas manifestaciones se encuentra en la Cueva del Reguerillo, donde cazadores de Paleolítico dejaron sus huellas, en uno de los ejemplos más antiguos de arte en la Comunidad de Madrid.  Otras manifestaciones de civilización lo representan materiales pertenecientes a agricultores neolíticos y de la Edad del Bronce.

Con la llegada de los romanos, el castro se convirio en una ciudad mejor planificada, con calles, edificios públicos e infraestructuras. En los siglos V y VI d.C se convirtio en una necrópolis, ya que la ciudad fue abandonada, hecho que se alargo en el tiempo hasta la reconquista cristiana. De la época queda la iglesia de estilo románico – mudéjar de la Virgen de la Oliva.

Te puede interesar

Escribe un comentario