“El último Rafael” en el Museo del Prado

Una de las citas culturales del verano madrileño es, sin duda, la exposición que el Museo del Prado dedica a Rafael. Bajo el título “El último Rafael”, viene a ser una de las exposiciones más importantes que se dedican a la obra del maestro y a su taller, centrándose, sobre todo, en los últimos siete años de su producción artística

La exposición traza un recorrido cronológico por la producción de Rafael, desde el comienzo del pontificado de León X,en 1513, hasta su muerte en 1520, además de la obra de sus más importantes discípulos: Giulio Romano y Gianfrancesco Penni, hasta finales de 1524

La última producción de Rafael, a pesar de tener un enorme impacto en el arte europeo posterior, no ha sido bien entendida, por una diversidad desconcertante, por problemas de cronología y porque no solía trabajar solo. Por ello, la presente exposición, pretende aclarar las fronteras entre la producción de Rafael y la de sus discípulos

“El último Rafael” arranca en 1513, año en el que se encontraba trabajando en Roma, primero bajo el pontificado del Papa Julio II y después para León X. Con el cambio de papado es cuando Rafael comienza a rodearse de ayudantes.

Mediante un total de 44 pinturas, 28 dibujos, un tapiz y una pieza arqueológica, se recorre la actividad del artista italiano, además de comparar su evolución final con una serie de obras de sus dos principales ayudantes: Romano y Penni, realizadas tanto en vida del Rafael como tras su muerte

Una inédita comparación artística, por la que se podrá identificar la mano del maestro y la de sus alumnos, además de interpretar la contribución intelectual y estética de éstos últimos en la obra de Rafael

Te puede interesar

Escribe un comentario