El restaurante NODO cierra para volver a finales de 2012 totalmente renovado

El restaurante NODO, calle Velázquez 150, cerró sus puertas el pasado mes de diciembre, para emprender una ambiciosa reforma de manos del prestigioso estudio arquitectónico  japonés Super Pitato, autores entre otras obras de la cadena de tiendas Muji o la cadena de hoteles Park Hyatt Ritz en Japón.

El objetivo de la rehabilitación es el de dotar al emblemático restaurante de fusión, un nuevo concepto estético, que seguro sentará cátedra entre la vanguardia de la restauración madrileña.

La reapertura se prevé que sea a finales de 2012, y supondrá una evolución y una nueva etapa, de un restaurante que ya marcó tendencia hace 14 años introduciendo en Madrid la cocina de fusión japo – mediterránea.

NODO abrió en 1998 de la mano del empresario hostelero Benjamín Calles , pionero en ofrecer amplificadas todas las novedades culinarias de las capitales de la moda, que a finales del XX no se habían experimentado en Madrid y que sentaron cátedra en los grandes restaurantes madrileños modernos.

NODO llevó a Madrid el mestizaje de la cocina francesa y tailandesa del restaurante londinense Vong, los innovadores sabores nikkei del Nobu de Manhattan e incluso las Vento Box, las bandejas de pizarra o los palillos chinos de los almacenes Takashimaya, son solo algunos de los hitos culinarios que hicieron las delicias de los comensales madrileños.

 

Te puede interesar

Escribe un comentario