El renovado Juan Bravo 25 vuelve a abrir sus puertas

Hace más de 20 años que Juan Bravo 25 abrió sus puertas en pleno barrio de Salamanca y desde entonces, se ha convertido en referente del tapeo gourmet. Después de ser sometido a una reforma completa, Juan Bravo 25 comienza una nueva etapa donde vuelve a ser llamado a ser una de las estrellas de la temporada.

Uno de los mayores atractivos de este nuevo Juan Bravo 25 es su inspiración francesa, lleno de detalles que lo confieren un ambiente cálido e íntimo. Desde su mosaico isabelino que nos recibe en la entrada, hasta su música a los uniformes de los camareros, los relojes isabelinos, los muebles o las piezas de 1814, que evocan un París del siglo XIX. Como curiosidad, la vidriera de paso al comedor, es una réplica de la que apareció en la película de Tarantino “Malditos Bastardos”.

Dentro de lo gastronómico, Juan Bravo 25 continua con su esencia, exceptuando un cambio en el equipo de sala, se une Jesús Cobo, director y sumiller de La Broche. Entre su oferta destacan los huevos de corral, emulsión de hongos y trufa “aestivium” o sus croquetas de jamón ibérico puro de bellota, las albóndigas con patatas paja, el chipirón a la plancha con arroz negro cremoso y polvo de jamón ibérico, o alguno de sus postres como la tarta tatín de manzana reineta y helado de vainilla. Además de su variedad de menús.

Todas estas ofertas gastronómicas, y muchas más, se pueden degustar en sus tres espacios diferenciados, la barra para los pinchos y las tapas, el comedor para los platos de carta y el menú degustación, y su terraza boulevar de Juan Bravo, para almorzar o cenar al aire libre.

Te puede interesar

Escribe un comentario