El recién descubierto Tiziano se expone en las salas del Museo del Prado

El Museo del Prado presenta, por vez primera en sus salas, la obra recientemente atribuida a Tiziano, titulada “San Juan Bautista”. Esta obra, desde su llegada a la Pinacoteca madrileña, fue catalogada como un anónimo madrileño del siglo XVII, tras varios años de estudio y restauración, se ha revelado como un original del veneciano, y que está basado en una obra anterior al “San Juan Bautista” depositada en la Galleria dell’Accademina de Venecia, hacia 1530

Es por ello que, el Museo del Prado, exhibirá la obra hasta el próximo 10 de febrero, en la sala D del edificio Jerónimos, junto a otras dos obras del pintor dedicadas al Santo: la obra más temprana conservada en el Accademia de Venecia, y la última, en el monasterio de San Lorenzo de El Escorial

La obra de Tiziano llegó a Madrid procedente del Museo de la Trinidad, en 1872, como un “anónimo madrileño del siglo XVII”, y fue enviado a la iglesia parroquial de Nuestra Señora del Carmen en Cantoria, Almería. En 2003, con motivo de una exposición dedicada al maestro veneciano, ya se comenzó a plantear la cuestión de su posible autoría, comenzando su estudio varios años más tarde, y concluyendo que se trataba de un original, y no de una copia

Características técnicas, como la preparación del lienzo o las similitudes de los paisajes con los de otras obras de Tiziano, de principios de 1550, es lo que permitió datar la obra. Después, llegarían muchas horas de restauración hasta que quedó como ahora se puede contemplar en el Prado

La importancia de la obra es más documental que artística, ya que de ella se constata que, esta representación del Santo, fue una de las más famosas en España, debido al gran número de copias que se han encontrado; y de cómo Tiziano replicaba sus composiciones

Hasta el 10 de febrero

Museo del Prado

Te puede interesar

Escribe un comentario