El Real Aposento de Torrelodones

El Real Aposento de Torrelodones se une a la historia de la ruta que Felipe II realizaba para ir desde Madrid hasta El Escorial. Se crea debido a la inexistencia de hospederías en la vía, por ello se realizó el Real Aposento en el pueblo de Torrelodones.

Se ordenó su construcción a Juan de Herrera, en el año 1589, por el rey Felipe II, en el solar del antiguo Mesón de Francisco de Baños, lugar donde el monarca descansaba antes de la realización del Real Aposento. El edificio también fue usado por Felipe III. Su vida como hospedería duró hasta 1965, fecha en la que se transformó en vivienda, demoliéndose todo excepto los cimientos.

El edificio se realizó bajo el típico estilo herreriano de la época, y se dividia en dos sectores principales: las cocheras y las dependencias reales. Las primeras, con una planta rectangular, mientras que la de las dependencias eran cuadrangulares, distirbuidas en un único piso. Cubierto con pizarra y de forma piramidal, así eran las cubiertas, que se remataban con una aguja.

Actualmente hay construida una casa de tipo rural, pero en sus contornos aún quedan algunos elementos que se construyeron para el entretenimiento del rey, como una mesa de granito.

Te puede interesar

Escribe un comentario