El Oso y El Madroño

Situada en la Puerta del Sol junto a la embocadura de la calle del Carmen, fue realizada en 1967 por el escultor Antonio Navarro Santafé. Representa los símbolos heráldicos de Madrid: una madroño sinople frutado de gules, sobre el que se empina un oso.

Madrid siempre ha tenido como referencia heráldica un oso ya que desde la época de la Edad Media, está zona estaba  plagada de estos animales, incluso se llego a llamar Ursaria,  por ejemplo en el Libro de Montería de Alfonso XI se dice que “…Madrid, era un buen lugar de puercos y osos”.

oso-y-madrono

En un principio, Madrid sólo tuvo como símbolo a un oso pasante, y con esta enseña acudieron las milicias madrileñas a la batalla de las Navas de Tolosa (1212). Posteriormente, y según la tradición, se sustituyó el oso pasante por un madroño y un oso empinado. Este cambio se debió a la resolución adoptada en el largo pleito que enfrentó a la Villa con el Cabildo de Curas y Beneficiados de Madrid sobre la propiedad de los pastos y arboledas. Así, se acordó que los pastos pasaran a propiedad del Cabildo y los árboles al Concejo madrileño. Desde ese momento, el Cabildo usó en su escudo el oso pasante, mientras que la Villa adoptó para el suyo el oso erguido y el madroño, enseña que venía a simbolizar que los árboles eran propiedad de la Villa.

Direcció. Puerta del sol, s/n

Te puede interesar

Escribe un comentario