El Museo del Prado reorganiza su galería central

La galería central del Museo del Prado ha sido reorganizada, un proyecto que comenzó a finales del año pasado, y que constituye el hecho central del plan de reordenación y remodelación de sus Colecciones. Así, en los primeros tramos de la galería se encuentran las obras de gran formato, donde se encuentran los maestros venecianos: Tiziano, Veronés y Tintoretto, que entran en un estrecho diálogo, debido a su gran influencia, con la obra de Annibale Carracci, Diego Velázquez, Van Dyck y Rubens. Una historia de conexiones, admiraciones, influencias y rivalidades es lo que alimenta el hilo narrativo de los espacios de la galería de Juan Villanueva.

Esta remodelación también ha afectado a la totalidad de la planta principal del Museo, que comienza con las colecciones del siglo XVI, donde la obra de Tiziano juega un papel fundamental, y que culmina con el siglo XVIII y Goya. Esta ordenación establece una estrecha relación con las dos grandes tradiciones modernas europeas que se presentan en el Museo: la italiana y la flamenca, y la pintura española con la figura de Velázquez en su centro. Así, en un doble recorrido, se pueden observar la influencia de los maestros, como Tiziano o Rubens sobre  los españoles, El Greco hasta Goya.

Por su lado,en  las salas del ala norte, que flanquean la galería, Ribera y el naturalismo de Maíno, Zurbarán y el primer Velázquez se unen con la pintura barroca italiana del Museo. En la zona sur , tras los Veláquez y en paralelo a la obra de Rubens, se presenta la obra de los maestros españoles de la segunda mitad del siglo, como Murillo, Cano  o Carreño de Miranda.Finalmente, la obra de Goya se presenta junto a la de los pintores que trabajaron para los Borbones, como Mengs o Tiépolo.

Te puede interesar

Escribe un comentario