El mundo obsesivo de James Ensor en la Fundación Carlos de Amberes

La Fundación Carlos de Amberes, celebra el 150 aniversario del nacimiento de uno de los artistas más personales y visionarios del arte, James Ensor. La obra  del precursor de movimientos como el surrealismo y el expresionismo, se presenta a través de una seria de grabados y  óleos (entre ellos los tres únicos cuadros en colecciones españolas, los del Museo Thyssen – Bornemisza y el Museo de Bellas Artes de Bilbao), además de algunos ejemplos de uno de sus temas fundamentales en su obra, las máscaras.

El recorrido dividido en cuatro secciones, nos presenta una visión muy completa de su carrera artística al igual que de sus obsesiones: la religión, el carnaval, la muerte, Ostende, su propia persona …). La primera parte nos habla de la obsesión que tenía por el mismo, a base de retratos y autorretratos, que muestran tanto su evolución física como la personal. Otro apartado nos habla del paisaje belga, a través de marinas y paisajes de su Ostende natal, que denotan una gran delicadeza y cierta influencia flamenca. El tercer espacio se dedica a la religión, sobre todo la figura de Cristo, con el cual se llega a identificar , no flata una versión de su óleo más conocido, ” La Entrada de Cristo en Bruselas”. Y por último, las máscaras, y con ellas los esqueletos, los personajes extravagantes… que nos enseñan la visión amarga que Ensor tenía del mundo en el que vivía.

Fundación Carlos de Amberes

Hasta el 8 de diciembre

Te puede interesar

Escribe un comentario