El mundo de López Herrera

La galería de arte Kreisler, presenta la obra de Manuel López Herrera. Una obra que se enmarca dentro del realismo mágico, un tanto subjetivo y melancólico, que nos traslada a los paisajes metafísicos de Giorgio de Chirico, al mismo tiempo que reinterpreta a los clásicos y muestra a sus personajes un tanto caricaturizados, imprimiendo un halo de misterio, cuya puesta en escena nos remite a las obras teatrales de Beckett o Miller.

Su iconografía es un tanto peculiar, con lugares de ensueño y atmósferas que impregnan soledad, que nos hacen dotar de humanidad a sus protagonistas. En sus cuadros, los individuos emanan desconcierto, aislamiento o desasosiego. La soledad es un protagonista secundario de las obras, una soledad que se vuelve caricaturesca, pero que al mismo tiempo se vuelve universal, ya que nos es común a todos.

Hasta el 29 de enero

Te puede interesar

Escribe un comentario