El italiano Brucculino se reinventa

El italiano Brucculino cambia de sabores, con nuevas propuestas que nos transportan a las trattorias de los años 50, a una carta que apuesta por la cocina casera, de productos poco conocidos en nuestro país, al alcance de todos

Platos realizados con productos seleccionados e importados directamente, con nombres  tan suculentos como el Culatello di Zibello, los tocinos di Colonnata o di Arnad, Ventricina, el Strolghino, Mortadella di Prato o los de oca de Mortara; además de una excelente selección de quesos del país como el Castelmagno o el Pecorino

De los fogones de Brucculino salen guisos “diferentes” a la italiana como su versión de los callos; guisos marineros como el pulpo o los mejillones; legumbres de tierra o mar; o sus pastas como los makkarrones de Busa, la fregua sarda con salsas como la de cebolla y queso o la de tomate concentrado; no faltan las canes como el ragout de ternera con vino tinto o el antiguo guiso florentino …, y así con un montón de opciones que se irán renovando quincenalmente

También ofrecerá desayunos, desde las 8 hasta las 13.30 hrs, con la bollería  y respostería típica de la mamma, bocadillos o mini pizzas.Todo ello por 1,90 euros, además de acompañarlo con un exquisito capuccino o un ristretto; y en un rincón del restaurante, un espacio destinado a la compra de productos típicos, como embutidos, quesos, pastas, vinos, pannetones … etc

Dirección

C/ Trafalgar, 17

Te puede interesar

Escribe un comentario