El cubismo más sentimental de María Blanchard

El Museo Reina Sofía presenta una exposición dedicada a la artista cántabra María Blanchard, organizada en conjunto con la Fundación Botín. Tras mostrar su etapa cubista en la Fundación Botín de Santander, en los meses de verano, ahora, la retrospectiva que se podrá contemplar en el Museo madrileño, abarca su trayectoría artística al completo

La exposición se compone de 74 obras, la gran parte de ellas pinturas, con las que se quiere reivindicar el arte de esta artistas, cuya entrega al mundo del arte fue total, y que le valió convertirse en una de las máximas figuras de la vanguardia artística a principios del siglo XX

Organizada de forma cronológica, la muestra se divide en tres espacios. Un primer espacio dedicado a su Etapa de Formación (1908 – 1914), donde se ubican las obras más tempranas, donde las referencias a sus maestros están latentes; el segundo espacio, Cubista (1913 – 1919), narra el período artístico en el que Blanchard se dedicó a esta vanguardia, viajando a París, y confiriéndole una mayor plasticidad y sentimiento

Como nexo de unión entre este espacio y el siguiente, encontramos una sala con dibujos cubistas y figurativos, realizados en estas dos etapas ; y tras esta sala, por último, Retorno a la figuración (1919 – 1932), su última etapa artística, en la que se han reunido 26 pinturas

Museo Reina Sofía

Hasta el 25 de febrero

Te puede interesar

Escribe un comentario