El Convento de San Antonio en La Cabrera

El convento de San Antonio, se encuentra en la localidad madrileña de La Cabrera, en plena Sierra de Guadarrama. Una fecha exacta de su fundación, no existe, hay estimaciones que le sitúan sobre el siglo XI, y promovida su construcción por el rey Alfonso VI, otros los datan en el siglo XII siguiendo modelos del primer románico o bien, la de una construcción románico – visigótica, ya que por sus alrededores existen restos visigodos y que el Convento, se levantó sobre un antiguo templo prerrománico.

Tuvo una primera advocación a San Julián, que duró hasta el siglo XV, en estos tiempos bajo la orden benedictina. Después pasa a los franciscanos, pasando a la advocación de San Antonio de Padua, y siendo reformado en los siglos XV y XVI. Con la invasión napoleónica, el Monasterio queda abandonado. Volviendo a ser habitado en 1812 por los franciscanos . Aunque en 1835, con la Desamortización de Mendizábal, fueron exclaustrados.

Años más tarde, lo compraron descendientes del pintor aragonés, Francisco de Goya, cambiando otra vez de manos, en el siglo XX, pasando a ser propiedad de Carlos Jiménez Díaz, quien lo reformo para uso residencial. Tras su muerte, quedó en estado de abandono, restaurándolo la Comunidad de Madrid en los años 1987 y 1993. Actualmente,desde 2004, es propiedad de los misioneros identes.

El Convento de San Antonio, se realizó con mampostería de granito. La Iglesia destaca sobre el resto de la construcción, posee cinco ábsides, tres naves y un crucero, todo ello construido bajo el estilo románico. Al tener varios ábsides, se piensa que se pudieran celebrar varias misas al mismo tiempo. No existe decoración, a excepción de los escudos de la orden franciscana y del ducado del Infantado. Foto vía: pasión por Madrid

Te puede interesar

Escribe un comentario