“El Códice Daza” en la Biblioteca Nacional

El Estado adquiere uno  de los manuscritos más importantes, codiciado por más de una casa de subastas internacionales que consideraban un ejemplar digno de una buena venta. El precio no ha sido comunicado por el momento pero se espera que se hará público el próximo lunes cuando se presente el ejemplar en rueda de prensa. La Biblioteca Nacional de España ha adquirido y ya ha puesto a disposición de los lectores el llamado ‘Códice Daza’, un manuscrito autógrafo único y fundamental de Félix Lope de Vega y Carpio (1562-1635). El manuscrito salió a la venta desde una colección particular en 2005 y, tras mostrar la Biblioteca Nacional interés en incorporarlo a sus colecciones, el Ministerio de Cultura ha financiado su adquisición.

Escrito por Lope entre 1631 y 1634, sobre papel verjurado, mide 20,08 x 15,50 cm y tiene 532 páginas. Insertadas entre ellas, hay algunas banderillas (fragmentos de papel sobrepuestos) con enmiendas del texto, como era costumbre. Lo protege una encuadernación de época, en pergamino, con restos de broches realizados a base de tiras de pergamino entrelazadas, imitando cordel; sobre la cubierta se lee la siguiente anotación en tinta: “Aquí están las églogas”. Curiosamente, una parte está encuadernada al revés –las 96 últimas páginas– y parece haber sido añadida forzando la encuadernación, para aprovecharla, quizás por alguno de sus sucesivos propietarios. A pesar del buen estado general de conservación, teniendo en cuenta los casi 400 años transcurridos, presenta localmente algunas galerías producidas en el pasado por insectos bibliófagos y esporádicas perforaciones causadas por la corrosiva tinta ferrogálica, utilizada en el siglo XVII.

A la muerte de Lope, el códice perteneció al Duque de Sessa, patrono y primer coleccionista de la gran producción del Fénix de los ingenios. Pasó después por varios propietarios, como Valentín Carderera y la familia de pintores Madrazo. El códice permaneció prácticamente oculto al gran público durante siglos y sólo lo vio, a partir de los años 40 del pasado siglo, el catedrático de Literatura Joaquín de Entrambasaguas que en 1970 describe y transcribe su contenido en “Un códice de Lope de Vega autógrafo y desconocido” (Revista de Literatura, 1970).

Contiene una parte de obra inédita, sobre todo poética, y fragmentos varios de obras conocidas y publicadas, en algunos casos, con variantes. Todas ellas entremezcladas en el manuscrito, lo que demuestra la forma de trabajo de Lope, simultaneando la creación de varias piezas. La gran importancia del códice radica sobre todo en que se trata de un borrador, y sólo existen tres borradores de Lope en el mundo. Aunque sus comedias hayan llegado a nosotros llenas de tachaduras, son obras definitivas; es decir, redacciones manuscritas finales o copias destinadas a la venta, pero nunca borradores, lo que aumenta la rareza de los mismos. De sus innumerables obras –al parecer pudo escribir unas 1.800, de las que nos han llegado unas 400– se conservan bastantes autógrafos; 44 de ellos de comedias, entre completas y fragmentos, y de éstas 22 se encuentran en la BNE. La consulta del ‘Códice Daza’, por razones de preservación, conservación y seguridad, será restringida, tal como sucede con el fondo reservado en todas las bibliotecas del mundo. Pero los usuarios e investigadores dispondrán de una copia digitalizada de esta obra de inestimable valor documental y literario

Te puede interesar

Escribe un comentario