El Centro de Arte Dos de Mayo. Móstoles

2m

El Centro de Arte Dos de Mayo de la Comunidad de Madrid es uno de los proyectos culturales más importantes del Gobierno regional, que nace con la pretensión de convertirse en un espacio que acoja la creación artística contemporánea española y extranjera en el sur de la región. Nace como sede de la Colección de Arte Contemporáneo de la Vicepresidencia, Consejería de Cultura y Deporte y Portavocía del Gobierno de la Comunidad de Madrid, una entidad vinculada a la creación artística contemporánea española y extranjera.

Situado en el corazón de Móstoles, municipio a dieciocho kilómetros al suroeste de Madrid, la nueva infraestructura se levanta sobre La Casona, un inmueble tradicional del siglo XIX, en torno al cual se han construido 5.886 m² de superficie, destinados al arte y la cultura. Es un centro dinámico y multidisciplinar, abierto a la experimentación creativa, que apoya las expresiones artísticas más vanguardistas con más de 1.800 m² de salas de exposición y cuenta con almacenes para obras de arte, área de administración, sala de documentación / mediateca, cafetería, tienda, etc. Iniciada su construcción en mayo de 2006, se inaugura en mayo de 2008 coincidiendo con el Bicentenario del Levantamiento de 1808 que supuso el comienzo de la Guerra de la Independencia. La Comunidad de Madrid ha invertido 10.335.257,72 € para la puesta en funcionamiento del Centro.

El proyecto arquitectónico básico de este nuevo equipamiento es de Celia Vinuesa y el proyecto de ejecución de Pablo Pérez-Urruti. El espíritu del Centro de Arte Dos de Mayo y la pluralidad de las obras que integran la colección hacen posible que ésta sea mostrada en diferentes ocasiones y organizada de manera distinta cada vez. Con ello, no se trata de realizar una exposición permanente estática y doctrinal, sino de presentar mediante diversos temas fondos distintos de la colección que permitirán diversas lecturas y una dinámica cambiante en las propuestas del centro.

2m-12m-2

La Colección , formada por fotografías, audiovisuales, estampas, pinturas y esculturas, es el resultado de una administración joven,  que desde el principio ha tenido como objetivo la promoción de artistas contemporáneos españoles, entendiendo así que el patrimonio artístico, cultural, se crea o se recrea constantemente.

La colección se inició con algunos fondos heredados de la Delegación Provincial de Cultura compuestos de acuarelas que trataban el paisaje de género madrileño procedentes, en su mayoría, del Certamen Nacional de Arte Juvenil de 1970 y veinte obras gráficas de las firmas más destacadas de la Vanguardia española, como Eduardo Chillida, José Hernández, Lucio Muñoz, Antonio Saura o Antoni Tápies. En los años ochenta, se adquirió  pintura y escultura de autores nacidos a finales de la década de los cuarenta y a lo largo de la de los cincuenta, representantes en su mayoría de las dos corrientes artísticas más características de la generación de los 70: la nueva figuración -como Juan Navarro Baldeweg-, y la nueva abstracción – como Jordi Teixidor y Santiago Serrano, por ejemplo-. Además de los nombrados, se adquirió obra de Menchu Lamas, Juan de Ugalge, Dis Berlin, Guillermo Nadal, B. Lindström, Antonio Socías.

En los últimos años se han incorporado a la colección obras que utilizan nuevas técnicas y soportes, en especial audiovisuales e instalaciones, como las viedocreaciones de Bigas Luna, Alex Campoy, Rafael Lozano-Hemmer o  Antoni Muntadas.

Te puede interesar

Escribe un comentario