El Casino Militar

También conocido como Centro del Ejército y la Armada, el edificio fue proyectado y construido por el arquitecto Eduardo Sánchez Eznarriaga entre 1916 y 1918, coincidiendo prácticamente con la inauguración del primer tramo de la Gran Vía (1918), entonces comprendido entre la calle de Alcalá y la Red de San Luis y bautizado con el nombre de avenida del Conde de Peñalver.

El casino fue concebido como lugar de recreo y deporte para la oficialidad militar y venía a sustituir a las instalaciones decimonónicas del viejo casino militar, anteriormente ubicado en la plaza de Santa Ana donde estuvieron las casas de la Condesa de Montijo y luego se construiría el Hotel Reina Victoria.

El nuevo edificio que se construye es de planta trapezoidal, estructurado en torno a un patio central y con fachada a tres calles, cuenta con dependencias destinadas a los juegos de mesa, billar y tiro al blanco, con grandes salas de lectura, salas de reuniones, salones y comedores.

Destaca su decoración en hierro y cristal, sobretodo en la montera interior del hall de la planta baja y en la marquesina exterior que cubre el acceso al edificio. De su fachada destaca el barroquismo de su chaflán, compuesto por acentuadas curvas cóncavas y convexas en las ventanas, cuyos balcones se disponen con prominentes balaustradas, y se remata en la cubierta con un torreón oblicuo a sus fachadas. Otro elemento a destacar es la ruptura de la simetría en el resto de la fachada, que da respectivamente a las calles del Clavel y Caballero de Gracia, por la disposición consciente de miradores, balconadas con balaustradas corridas y arcos de medio punto.

Te puede interesar

Escribe un comentario