El Caribe Precolombino

caribe-precolombino

Esta exposición nos acerca al universo taíno de la mano de Fray Ramón Pané, monje jerónimo que por orden de Colón, vivió y conoció de primera mano las costumbres y el idioma de los indígenas taínos. Se convirtió en el primer etnógrafo, antropólogo y alfabetizador del Nuevo Mundo dejando un valioso libro como testimonio llamado ” Relación acerca de las Antigüedades de los indios “.

Los Taínos, originarios del Orinoco, vivían en la región del Caribe, en las cuatro islas más grandes conocidas como las Antillas Mayores: Cuba, La Española, Jamaica y Puerto Rico. Son islas tropicales con una extensa temporada de lluvias y de un elevado número de especies endémicas, como colibríes, guacamayos, loros, caracoles de tierra, ranas y serpientes. Algunos de estos y otros animales como los murciélagos y las lechuzas están muy representados en el arte precolombino taíno. La dimensión mágica – religiosa de la civilización taína marcada por la influencia de las potencias sagradas y de los espíritus, que llaman cemíes. La religión estaba predispuesta  a la incorporación de personajes numinosos (ídolos). El cemíismo se refiere a las creencias religiosas, las prácticas y la parafernalia entorno al cemí, noción que abarca a todos los seres y objetos imbuidos de una fuerza vital sagrada entre los taíno.

caribe_precolombino01caribe_precolombino02

Entre los rituales más importantes se encuentra el de la ceremonioa de la cohoba, muy ligada, al gobierno. En ella se inhalaban alucinógenos para atraer a los seres sobrenaturales. Se celebraba para preservar el equilibrio social y la armonía con el entorno. A su vez, encierra las claves de la creación artística pues en su transcurso se revelan las formas de las entidades superiores.

La muestra reúne algunas de las piezas más relevantes del arte taíno, procedentes de la colección del British Museum de Londres, acompañadas de piezas del Museo Barbier – Mueller de Barcelona. Se pueden encontrar objetos que ilustran ceremonias rituales como manos de mortero, hachas de piedra, vasijas de cerámica, dúhos y personakes con el rostro surcado por las lágrimas producidas por la inhalación de la cohoba, piedras de tres puntas, de base cóncava y variados motivos decorativos. Otras piezas reseñables son los aros líticos, objetos de piedra de variada ornamentación que usaban los caciques en ocasiones solemnes. Y por último mencionar las figuras que representan pájaros, tema muy presente en el arte y la mitología taína (son los seres que crearon a las mujeres tallando la vulva con su pico en troncos de guayacán).

Donde. Museo de América. Avd Reyes Católicos, 6

Horarios. De martes a sábado de 9.30 a 15h. Domingos y festivos de 10 a 15h.

Precio de la entrada. 3€

Hasta el 28 de junio

Te puede interesar


Un comentario

  1.   victor medina dijo

    si las persona que leen estas cosa pensando que son cosa para ilustral las persona, no se dan cuentan esos rituales son satanico y si leamos la biblia nos damos cuenta como es que el diablo opera desde lo tiempo antiguo,la biblia nos proibe rotundamente enbocar espiritu y menos confabularno con la opera que el diablo hacia y hace todavia en estos tiempio alejando cada dias mas las persona de la presensia de dios,ATENTO CON ESTAS COSAS SATANICA SON PELIGROSICIMA

Escribe un comentario