El Bocadillo de calamares ( I )

Con sólo dos ingredientes tan simples como el pan y los calamares, en Madrid se ha creado una especialidad culinaria que provoca que todo turista que viaja a la ciudad añada en su lista de ‘visitas obligadas’ los bares de la Plaza Mayor especialistas en este típico bocadillo. Y la verdad es que no hay mejor opción que, tras un recorrido por los lugares más emblemáticos de la ciudad, pararse en el centro histórico madrileño para tomarse un bocadillo de calamares acompañado de una cerveza bien fría.

Cuando los madrileños o turistas que han visitado la ciudad piensan en la Plaza Mayor, les vienen a la mente los pórticos y la estatua ecuestre de Felipe III, los espectáculos callejeros que van desde un tablao flamenco improvisado hasta un mimo simulando a Don Quijote, las tiendas centenarias de filatelia y numismática y, por supuesto, los bares situados en los soportales de la plaza y calles aledañas abarrotados de gente comiendo bocadillos de calamares.

bocata calamares

Este peculiar ‘bocata’ se compone esencialmente de un bollo de pan abierto por un solo lado por donde se introducen los calamares rebozados en harina y huevo y posteriormente fritos, aunque hay personas que también le añaden mahonesa o limón. Incluso, grandes chefs como Sergi Arola han homenajeado esta receta tan madrileña con la creación de un bocadillo de calamares más sofisticado que, sin apartarse de la receta tradicional, añadió a la fórmula clásica innovadores ingredientes como el brote de sisho, vinagreta de jengibre, tinta de chipirones y mermelada de limón. El restaurante Kabuki Wellington, por su parte, también ha creado un bocadillo de calamares pero de tendencia asiática, cuyos ingredientes son el usuzukuri de calamar con miga de tempura, soja y aceite de oliva.

Los mejores sitios son: Restaurante ” El Brillante “; inaugurado en 1952, famoso por su especialidad en bocadillos de calamares, aunque no desmerecen sus raciones de patatas bravas, ensaladilla rusa, mero en adobo o pulpo a la gallega. Su fama es debido a la relación calidad – precio y a su cémtrica situación. Glorieta del Emperador Carlos V, 8.

Restaurante ”  La Campana “ ;en una de las callejuelas que salen de la Plaza Mayor se encuentra este pequeño local con unas cuantas mesas en donde, por poco más de tres euros se puede pedir un bocadillo de calamares con una caña o refresco. Si se quiere comer en la calle, se puede pedir la comida desde la calle ya que, tienen un mostrador abierrto a la calle. C/ Botoneras, 6. Abierto de lunes a domingo desde las 9 hasta las 23 hrs.
el-brillante
Cafetería ”  Magerit  “; Cafetería – Restaurante donde se sirven tapas típicas de la gastronomía madrileña como los pinchos de tortilla, oreja a la plancha o los mencionados bocadillos. Se encuentra en uno de los soportales de la Plaza Mayor. Plaza Mayor, 22. Abierto de lunes a domingo.
Cervecería Sol Mayor ; su especialidad es la fritura, en donde los chopitos y el pescado adobado son muy demandados, los calamares son su plato estrella. Su barra ocupa todo el establecimiento ya que cuenta con pocas mesas. C/ Postas, 25. Abierto de lunes a domingo
Fuente: es madrid


Te puede interesar

Escribe un comentario