El Belén de los duques de Cardona en CentroCentro Cibeles

belen-duques-cardona

CentroCentro Cibeles desarrolla desde hace tres años un programa expositivo dedicado a exhibir los grandes belenes de nuestro país. Para esta Navidad, será el Belén napolitano de los duques de Cardona, legado de la Casa Ducal de Medinaceli, una joya del siglo XVIII

Esta belleza belenística , de cerca de doscientas figuras, recrea el espíritu del Nápoles del siglo XVIII. En unos cincuenta metros cuadrados,se presentan la escena del Nacimiento y el cortejo de los Reyes Magos, con los músicos y sus instrumentos; y escenas más populares, de pastores y otros conjuntos más tradicionales reunidos alrededor de la panadería, la carnicería, la taberna o las tiendas de artesanía

Este Belén tiene su origen en 1784, cuando el duque consorte de Santisteban, futuro duque de Medinaceli y XV duque de Cardona, don Luis Fernández de Córdoba y Gonzaga, encarga a Nápoles dos belenes, uno para el príncipe de Asturias, el futuro Carlos IV, y el otro para su propia familia

El segundo de los belenes llegó a España en 1785, y cinco años más tarde se vuelven a encargar más piezas. Los belenes son un conjunto que destaca por su carácter unitario, elaborado por un mismo autor, y sus piezas de madera, incluidas las cabezas, normalmente hechas por terracota

vista-belen-duques-de-cardona

Su actual propietaria es la XXI duquesa de Cardona, Casilda Ghisla Guerrero – Burgos y Fernández de Córdoba, quien se ha hecho cargo de su recuperación a lo largo de los últimos años. El Belén se conserva en un espacio habilitado en su propia residencia, y para el que la misma duquesa realizó la escenografía , inspirada en el Belén de Caserta

Este Belén se podrá ver hasta el 1 de febrero de 2015. La entrada cuesta 2 euros (1 euro la entrada reducida), pudiéndose adquirir las entradas en la taquilla o en Internet (ticketea.com), y el horario es de martes a domingo de 10 a 20 hrs ; y los días festivos  de 10 a 14 hrs. Estará cerrado los días 1 y 6 de enero

 

 

Te puede interesar

Escribe un comentario