El avión Solar Impulse aterriza en Madrid sin utilizar ningún tipo de carburante desde Rabat

El avión Solar Impulse aterrizó el pasado sábado, en el madrileño aeropuerto de Barajas, procedente de Rabat, en su viaje de regreso a Suiza. Se trata del primer avión que no usa ningún tipo de combustible, unicamente la energía solar. El aterrizaje estaba programado para el martes, pero debido a las condiciones meteorológicas, tuvo que retrasarse al sábado, ya que el Solar Impulse pesa solo 1.600 kilos, y aunque su estructura es igual que la de un Airbus, hace que sea muy dependiente de las rachas de viento y de las corrientes aéreas

El Solar Impulse ha realizado la travesía de Suiza a Rabat, pasando por Madrid, y viceversa, con la que recorrerá un total de 4.000 kilómetros. El motivo del viaje a Rabat, una invitación de la Agencia de la Energía Solar de Marruecos, la cual está planeando la construcción de varios parques solares

Este prototipo de avión ha sido creado por André Borschberg y Bertrand Piccard, quienes empezaron su construcción hace siete años. Un año después, el Solar Impulse hizo su primer vuelo, logrando mantener el vuelo durante 26 horas, sin ningún tipo de carburante

Su estructura está realizada con 12.000 células fotovoltaicas, que cubren por completo sus alas , toda esta energía recibida se trasmite a cuatro baterías, que permiten volar, hasta un máximo de cinco horas, al aparato

Te puede interesar

Escribe un comentario